Historia

Patio Palacio de los Navas

Un Lugar Mágico

El palacio de los Navas tiene una interesante historia, desde su origen cuando fue mandado construir en el siglo XVI para su residencia el capitán D. Francisco de Navas, el cual participó activamente en la reconquista del Reino de Granada. La ubicación del palacio ha sido un referente a lo largo de la historia, en su origen este barrio se conocía con el nombre de “Axibin”, y fue el lugar elegido por los árabes dedicados a la cerámica en la época nazarí.

Posteriormente, fue zona residencial de referencia para la alta nobleza y la aristocracia granadina, siendo el palacio de los Navas un icono de la arquitectura de la época, con un diseño muy similar a la fachada de la Real Chancillería y a los conventos del siglo XVI.

LLENO DE HISTORIA

La fachada principal tiene 3 plantas y 2 torres laterales con arcos deprimidos rectilíneos entre pilastras de ladrillo. En el piso central hay un balcón central y 2 rejas laterales de forja que están perfectamente conservadas.

La entrada es de piedra almohadillada, con cornisa superior y reja sobre ella, una gran puerta de madera claveteada con herrajes y alguazas, da paso a un zaguán, y éste a un patio que es peristilado con cuatro columnas toscanas y zapatas de hoja de acanto con metamorfosis en su extremo donde aparecen talladas cabezas de animales y humanas, todas ellas diferentes. En el centro del patio se encuentra una fuente baja árabe de mármol blanco.

Una escalera amplia de 3 tramos nos lleva a las galerías superiores , hoy convertidas en confortables habitaciones.

El palacio ha tenido distintos usos: Hospital, Casa de la Moneda, también fue convento de la Congregación del Espíritu Santo, y ha llegado a nuestros días
convertido en hotel lleno de historia.

Hall Palacio de los Navas